LaFinca Grand Café, el nuevo centro comercial de lujo de Pozuelo donde ya estás tardando en reservar mesa

El concepto del centro comercial de lujo no es ni mucho menos nuevo en Madrid, pero no por eso dejan de ser una alegría. El centro de la capital tiene tiendas, restaurantes y entretenimiento de sobra para que nos falten horas en el día y días en la semana para llegar a disfrutarlas todas, pero a veces no estamos de humor para las masas de visitantes y madrileños que se abren paso entre la gente, con prisa para llegar a sus trabajos, sus citas o sus otros compromisos.

Espectculo de agua y luz nocturno en LaFinca Grand Caf.

Esparcidos por el territorio de la Comunidad de Madrid tenemos varios centros comerciales, cada uno con su encanto particular (¿cuántos centros comerciales, aparte de intu Xanadú, en Arroyomolinos, pueden presumir de tener una pista de esquí cubierta y un acuario a la vez?), pero no muchos ofrecen un espacio para los sentidos, para la pausa, para dedicarnos a nosotros mismos.

LaFinca Grand Café ha venido a hacer ese papel de oasis de lujo, esta vez en Pozuelo de Alarcón: más de 10.000 metros cuadrados entre una planta baja y dos pisos superiores, además de dos sótanos, que comprenden un moderno edificio lleno de curvas y de tonos blancos, dorados y marmóreos. Un auténtico palacio del hedonismo que nos seduce con sus encantos… ¡Y qué encantos!

TODO PARA MIMARTE

El centro comercial cuenta con zonas dedicadas al bienestar y a la belleza. No les ha faltado detalle: tienes a tu disposición entrador personal y fisioterapeuta, salón de belleza tipo spa, farmacia, perfumería, odontología… y puede que nuestro favorito, ¡clínica veterinaria! Y es que LaFinca Grand Café tiene una filosofía pet-friendly muy activa, incluyendo servicios de peluquería y estética para mascotas, servicios de guardería y, en el futuro, tiendas de alimentación y baños adaptados para mascotas, así como zonas de paseo. Aquí hay algo para todo el mundo, ¡hasta los visitantes de cuatro patas!

Y desde luego que la zona invita a dar paseos y disfrutar de los espacios: imposible que sea de otra forma, con el exclusivo club LaFinca Golf y sus preciosos lagos justo enfrente del edificio. El cuidado por sacarle el máximo partido a los espacios llega a su punto álgido con las cenas en los pantalanes, disfrutando de un show de agua, luz y sonido pensado para dejarte sin palabras por medio de la tecnología.

EL PARAÍSO DE LOS FOODIES

Pero si hay algo que nos tiene enamorados desde el principio de LaFinca Grand Café es su increíble oferta gastronómica. En este espacio cuesta decidir dónde sentarse a comer o a cenar, pero no por falta de opciones, sino todo lo contrario. ¿Qué te apetece más hoy? ¿Un arroz valenciano que es puro Mediterráneo en Finca Bandida, el primer local en Madrid del grupo levantino Cala Bandida? ¿Un sushi elaborado con los mejores ingredientes y técnicas tradicionales de la mano de los más expertos? ¿Nos quedamos con esos nombres que nunca fallan, como Dani García con su Lobito de Mar? ¿O nos dejamos sorprender con la combinación de alta restauración y ocio prémium en los tres ambientes de Mena? Con tantas opciones, de nombres célebres en el panorama gastronómico (Dabiz Muñoz planea abrir DiverXO aquí) y de punta a punta del planeta, es imposible equivocarse.

Pero el aspecto más gourmet de LaFinca Grand Café no se limita solo a los restaurantes: también podrás explorar sabores y llevártelos a casa en algunas de las tiendas del centro comercial. Llena la despensa de productos frescos y de calidad en BM Supermercado, recibe las mejores recomendaciones de productos delicatessen en Delicias Gourmet y déjate seducir por la riqueza del universo vinícola y la personalidad y el sabor del terruño en la tienda de vinos Lavinia.

Suena bien, ¿verdad? Pues sabe aún mejor. Y si no nos crees, solo hay una forma de comprobarlo: poniendo rumbo al nuevo templo del lujo y el autocuidado en Madrid.

Fuente: Media Traveler