Así es el nuevo centro comercial de lujo situado en La Finca al que ya puedes ir en Madrid

Con una inversión de más de 40 millones de euros y una arquitectura cuidada, La Finca Grand Café pretende convertirse en el punto de encuentro de aquellos clientes cansados del concepto tradicional de centro comercial.

Madrid tiene nuevo centro comercial. Situado en Pozuelo, el municipio madrileño con mayor renta de España, el proyecto se ha convertido en parada obligatoria de aquellos que quieren disfrutar de un espacio de lujo que aúne tiendas gourmet, servicios de belleza y restaurantes de alto nivel.

La Finca Grand Café inició su construcción en abril del 2021 con una inversión de 40 millones de euros y la creación 350 empleos directos. Esta iniciativa puede presumir de una arquitectura cuidada con amplios ventanales y terrazas semisumergidas en agua para que la experiencia sea exclusiva. A pesar de una evidente imagen impregnada en lujo, desde el centro aseguran que es un lugar para todos los públicos y que la amplitud de oferta permite que sea asequible a cualquier bolsillo.

LGC 5 Gran Café (20)
Bancos inmersos en el agua del lago del centro comercialLFGC

Además, los amantes de los animales podrán acudir a La Finca Grand Café con ellos, puesto que está permitida la entrada siempre y cuando la actitud de los mismos sea la adecuada. También cabe destacar la disponibilidad de servicios como entrenamiento personal con fisioterapia, nutrición, servicios de maternidad y belleza, clínica veterinaria, clínica dental, peluquería y bienestar, floristería, tiendas gourmet, farmacia, óptica, vinoteca, perfumería o supermercado.

El proyecto cuenta con 10.000 m2 de superficie y está distribuido en tres plantas, además de otras dos subterráneas que albergan 600 plazas de aparcamiento para coches. LaFinca Grand Café se define como el nuevo «hub gastronómico de Madrid» y tiene como objetivo que el cliente viva nuevas experiencias y únicas.

Exterior de la Finca Grand Cafe
Exterior de la Finca Grand Cafe

Una de las grandes novedades con las que cuentan los restaurantes de la planta baja son terrazas pantalán donde los clientes podrán disfrutar de la gastronomía en mesas hundidas en el propio lago para que los comensales degusten los platos al nivel del agua en mitad del estanque, una idea de continuidad de la idea de vivienda y de distribución en todo el entorno de La Finca, en la que la naturaleza y el agua son dos elementos que están siempre presentes.

La Finca Grand Café no sólo aspira a ser visitada por los 60.000 empleados que trabajan en los alrededores y por los 600.000 consumidores que viven en el entorno de la urbanización, sino que tiene como objetivo convertirse en un punto de referencia para todos los madrileños y visitantes de la capital, ya que se encuentra a tan sólo 15 minutos en coche del centro de la ciudad.

Fuente: ElDebate