LaFinca Grand Café: El nuevo destino gastro de Madrid al que querrás ir

Con 10 restaurantes, tiendas gourmet, terrazas en un lago… y la próxima apertura de DiverXo con Dabiz Muñoz.

LaFinca Club es una de las urbanizaciones más exclusivas de Madrid, donde tienen su residencia rostros muy conocidos del mundo del deporte, el cine, las finanzas y grandes empresarios. Ahora, acaba de abrir un Centro Comercial, LaFinca Grand Café, donde se han reunido diez restaurantes de distintos estilos para ofrecer una propuesta gastronómica de lo más completa. Este nuevo complejo del ocio y la gastronomía, ocupa 10.000 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas (además del aparcamiento), con un diseño vanguardista, de líneas curvas y acabado en cristal y color blanco. Tiene vistas al campo de golf y al lago y desde su segunda planta, se divisa el skyline de la capital.

El estreno más esperado será el de DiverXo, pero el restaurante de Dabiz Muñoz no estará dentro de este centro comercial sino en un edificio único de la propia urbanización y la apertura está prevista para la primavera de 2024.

En LaFinca Grand Café encontrarás también una tienda con delicatessen, Delicias Gourmet (con tiendas en lugares tan exclusivos como Marbella o Sotogrande), y la vinoteca Lavinia, donde además de elegir entre miles de referencias de vinos, puedes probarlos en la tienda y acompañarlos con un picoteo.

Si quieres ir reservando mesa, sigue leyendo porque hay para todos los gustos y, tranquilo, a precios asequibles a pesar de ese aurea de lujo que lo rodea… ¡ah!, y en LaFinca Grand Café las mascotas son bienvenidas, con detalles petfriendly, como fuentes y comederos.

fuentes y comederos.

LAFINCA GRAND CAFÉ
Avenida de Luis Cerceda, 5. Pozuelo de Alarcón (Madrid)

©Lobito de Mar

LOBITO DE MAR

El chef malagueño Dani García abre su segundo ‘bar resalao’ en Madrid, y en LaFinca lo hace a lo grande. Lo encuentras en la planta baja, con una terraza al aire libre que cuenta con dos mesas ‘sumergidas’ en el lago. La sala interior es muy luminosa y por allí desfilan las especialidades de la carta centrada en los mejores mariscos, pescados, las frituras andaluzas y los espetos, sus embutidos marinos y los arroces. Y un capítulo especial para el atún rojo, ingrediente estrella del chef.  

©Finca Bandida

FINCA BANDIDA

Subimos a la segunda planta para conocer Finca Bandida. El grupo Cala Bandida, con restaurantes junto al mar en Javea y Alicante, quiere traer lo mejor del Mediterráneo a Madrid. Han creado un ambiente tan ‘playero’, de chiringuito de lujo, que casi creerás ver de lejos el mar. En Finca Bandida vas a encontrar distintos espacios: una sala que gira alrededor de la gran barra, una acogedora terraza de invierno y otra de lo más veraniega abierta en los días en los que brilla el sol y que va a convertirse en una de las más cotizadas de LaFinca, en la planta más alta.

En su cocina, los platos marineros se imponen, con fantásticos arroces de cigalas y alcachofas, del señoret, de bogavante, también fideuás y platos que te atrapan como el bogavante con huevos fritos y patatas, los pescados frescos cocinados a la brasa o el aguacate a la leña. Los domingos, a partir de las 10,15 h de la mañana y hasta las 12,15 h, despliegan un gran brunch por toda la sala, incluida la barra, y cuentan con un especio dedicado a los huevos Benedict para que te los sirvas como más te gusten (24,95 euros).

©Leonardo

LEONARDO

El italiano de LaFinca Grand Café es Leonardo, presidido por su gran horno de leña donde se preparan las auténticas pizzas napolitanas de autor. Pero también encontrarás recetas de pasta casera hecha a mano cada día e ingredientes de lujo como caviar, oro, ostras, trufa negra y, en temporada, la cotizadísima trufa blanca del Piamonte.

El jefe de cocina es Giovanni Borrioni, un experto maestro pastaio que prepara una pasta excelente, como la pasta de plin, ‘de pellizco’, raviolis, paccheri o linguini. En el apartado de entrantes vas a encontrar sugerencias muy tentadoras, como la burrata envuelta en oro (sí, has leído bien), el carpaccio de gamba roja o las vieiras con crema de azafrán, además de una cuidada selección de quesos y embutidos italianos. La decoración es muy atractiva, con el horno de leña presidiendo la sala, los colores blanco, negro y rojo y detalles dorados en el mobiliario. Un italiano con mucho estilo.

©MENA

MENA

Es el espacio gastro más amplio de LaFinca Grand Café (más de 1.500 metros cuadrados) y donde se rinde culto a cocina del fuego, con un Mena en la planta baja, con una terraza en el pantalán del lago, y otro restaurante en la primera. De la decoración se ha encargado Alejandra Pombo y son espacios non stop, abiertos del desayuno a las copas, con una zona VIP en su ‘night club’ con música en vivo.

¿Y qué vas a poder comer? Aquí los carnívoros serán muy felices: la chuleta de vaca madurada, el lomo bajo de vaca simmental, el solomillo de rubia gallega, la pluma ibérica de bellota marinada y las chuletitas de lechal a la brasa son solo algunas opciones que puedes acompañar de guarniciones exquisitas como el bimi a la brasa, pimientos del piquillo confitados y parmentier de patata. Pero también hay buenos pescados, tienes que probar su ensaladilla de gambas a la brasa y sus magníficas pizzas estilo napolitano al horno de leña.

©TOTTORI

TOTTORI SUSHI BAR

Tottori Sushi Bar abre en LaFinca siguiendo el modelo del Tottori del barrio de Salamanca. Continúa la herencia del chef Haruki Takahasi que abrió su restaurante hace más de 20 años en la pequeña ciudad de la costa japonesa, Tottori, y es la inspiración que guía la cocina de estos dos locales del grupo China Crown creado por la incansable Maria Li Bao. En Tottori hay que dejarse llevar por el sushiman y descubrir nuevos sabores y texturas. En su recetario encontramos exquisiteces como su Dancing Roll, su Nigiri de calamar, el nigiri de buey Waygu flambeado con salsa de soja dulce o su nigiri de foie. También trabajan con la robata, la parrilla japonesa.

©SHIRAZ

SHIRAZ

Los restaurantes Shiraz nos muestran cómo es la rica y exótica cocina persa. El propietario y chef, Hassan Mohseni, abrió las puertas del primer Shiraz en 1987 y ya tiene más de 10 restaurantes en Madrid, Barcelona… y continúa ampliando la lista con el estreno de Shiraz en la primera planta de LaFinca Gran Café.

La cocina persa seduce con sus platos perfumados con especias aromáticas, carnes tiernas y combinaciones refinadas. En Shiraz aparecen recetas tradicionales como Ash Reshteh, el potage de legumbres, hierbas aromáticas, fideo persa y queso persa; o el Baghali Polo, un Arroz con habas, eneldo y carne de cordero en salsa. El ambiente de Shiraz emana la calidez y elegancia de la antigua arquitectura persa, con una decoración muy cuidada y la música tradicional como banda sonora a una auténtica experiencia gastronómica.

©Asador Lecanda

ASADOR LECANDA

Entrar en el Asador Lecanda es viajar al País Vasco más auténtico porque aquí se practica la cocina ancestral renovada inspirada en las costumbres de los antiguos caseríos y en los rituales de las sociedades gastronómicas vascas, “un reflejo de nuestra historia, nuestra cultura y nuestra manera de vivir”, avanzan. Una cocina con guisos tan reconfortantes como el Marmitako, aquí con langosta (en la imagen) y que encuentra su máxima expresión en la parrilla donostiarra tradicional; hierro y fuego envueltos en humo de encina.

El fuego de la auténtica cocina vasca solo admite un producto de proximidad y respeto por la estacionalidad. Solo así el maestro de las brasas es capaz de transmitir su magia a los nobles besugos, rodaballos y lenguados; a sus mariscos, carnes y verduras. La selección de producto es vital, con pescados que saltan del Cantábrico y fabulosas carnes, como el Chuletón de vaca vieja de razas puras de Galicia y si tienes antojo de lechazo asado, aquí preparan el de oveja churra de Peñafiel.

©Mena

Y A PUNTO DE ESTRENAR…

Para completar el plantel de restaurantes en LaFinca Grand Café, están a punto de abrir sus puertas Indochina 18.87, del Grupo China Crown, cocina fusión asiático-francesa en un cosmos de más de 600 metros cuadrados. El nombre proviene del año 1887, cuando Indochina era una antigua colonia francesa, de ahí su incursión en el recetario chino con pinceladas galas.

Pronto abrirá, también, Novecento-Polo Club, un bistró argentino de la cadena que ya ha triunfado por toda América, donde puedes tomar un café, una comida tardía, un aperitivo muy chic o una cena casual.

Ramest Rest&Brunch llega con sus ahumados artesanos. Contará con dos espacios: abajo, en la planta que da a la calle se despachará el salmón recién cortado, como en La tienda Ramest en Madrid, y arriba, en la primera planta, en Ramest Rest&Brunch se degustarán delicias con ahumados y más exquisiteces.

Fuente: Hola